Qué hacer en Quebec en invierno

Lectura 5 – 10 min

24/05/2020

Para aquellos que quieran ser testigos de la belleza de los meses más fríos de Canadá y busquen aventuras, hoy os mostraremos qué hacer en invierno en Quebec, donde podrás ir a los mejores festivales invernales de renombre mundial hasta hoteles hechos de hielo.

10 cosas que hacer en Quebec en invierno

Prepara tu abrigo y  vamos a adentrarnos en algunas de las cosas más interesantes y que recomendamos hacer durante los meses de invierno en la ciudad de Quebec.

Explorar el casco histórico de Quebec

Hay muchas cosas que hacer en el invierno, pero quizás la más especial de todas es simplemente explorar las calles del Viejo Quebec. Este sitio de Patrimonio Mundial de la UNESCO y la única ciudad fortificada al norte de México es hermosa en todas las estaciones, pero cuando la nieve cubre el suelo, es simplemente hermosa. Ciertamente es una época fría para visitarla, así que querrás llevar ropa adecuada para la temporada de invierno en Canadá, pero una vez que te hayas abrigado, es un lugar fantástico para pasear. Aunque esté en Canadá, se sentirá como si hubiera entrado en una vieja ciudad europea. Desde encantadoras pequeñas tiendas y restaurantes hasta hermosos edificios históricos, querrás pasar un buen medio día aquí.

Algunas de las áreas que querrás comprobar incluyen:

Petit-Champlain: También conocido como Bajo Viejo Quebec, este es el lugar más pintoresco de toda la ciudad. Gracias a sus estrechas (y sin coches) calles empedradas, caminar por este barrio es una verdadera delicia. Conocida como una de las calles comerciales más antiguas de América del Norte, todavía encontrarás una variedad de encantadoras tiendas, pequeños cafés, restaurantes y tiendas de recuerdos. Es un simple paseo desde la Dufferin Terrace, pero también puedes subir al funicular, que te lleva directamente desde el hotel Fairmont a la calle más pintoresca de la ciudad en menos de 30 segundos.

Place Royale: Esta hermosa plaza también se encuentra en la zona baja del Viejo Quebec y cuenta con una variedad de edificios impresionantes y la histórica catedral de Notre-Dame des Victories.

Grand Allée: Esta es una calle masiva justo a las afueras de la ciudad amurallada y es el hogar de muchos grandes bares, restaurantes, vida nocturna y hoteles.

Rue Saint-Jean: Un área frecuentada por los locales, la calle está llena de boutiques, cafés y restaurantes. También es el hogar del pintoresco J.A. Moisan, que es la tienda de comestibles más antigua del continente.

Patinar sobre hielo y esquiar

Para aquellos que buscan llegar a las pistas, hay en realidad cuatro zonas de esquí diferentes da los que puedes ir, incluyendo el Centro Le Relais, que está a sólo 20 minutos más o menos de Quebec. Si no has probado el esquí nocturno, tal vez quieras visitar el Stoneham Mountain Resort, que alberga la mayor zona de esquí nocturno de Canadá. Otras opciones son Mont-Sainte-Anne y Le Massif de Charlevoix, que ofrecen vistas impresionantes del río San Lorenzo.

Visitar el Fairmont Le Château Frontenac

Parece raro nombrar un hotel como «lo mejor que se puede hacer en invierno en Quebec» pero cuando es el hotel más fotografiado del mundo, entenderás porque también es un lugar turístico. Desde fuera quedarás impresionado al ver las singulares características del hotel, pero también es hermoso por dentro. ¿Simplemente entrar, explorar, o tal vez quedarse a tomar un café? Tal vez puedas pasar la noche. De cualquier manera, no puedes dejar esta vieja ciudad sin poner un pie en su punto de referencia más famoso.

El Carnaval de Invierno de Quebec

Sin duda, la atracción estrella de los meses más fríos es el Carnaval de Invierno de Quebec, que es uno de los mayores festivales de invierno del mundo. Celebrado cada año en febrero, este mundialmente famoso Festival de Invierno de Quebec trae todo tipo de actividades de carnaval de invierno de Quebec para todas las edades, incluyendo un espectacular desfile nocturno, toboganes de hielo, juegos interactivos, fiestas de baile completo, la infame carrera de canoas de hielo, y reuniones regulares con su mascota Bonhomme. Es realmente una época increíble para estar en la ciudad de Quebec y si estás pensando en ello, consulta nuestra guía completa del Carnaval de Invierno de Quebec.

Montar un tobogán en Au 1884

Quizás la atracción más icónica del invierno de Quebec es el tobogán de Au 1884, que está justo al lado del Fairmont en la Terraza Dufferin. Este tobogán ha estado aquí desde 1884, ¡convirtiéndolo en la atracción más antigua de la ciudad! Por sólo 3 dólares, podrás subir con un trineo de madera de la vieja escuela por la empinada rampa, que te lanzará por la pista helada a velocidades de hasta 70 km/h. Cada tobogán tiene una pista fija, así que no tienes que preocuparte por salirse de la pista o volcarse. Es totalmente seguro y bastante estimulante, sin mencionar las impresionantes vistas del semi-congelado río San Lorenzo.

Visitar el Hotel De Glace (El Hotel de Hielo)

Otra atracción de invierno mundialmente famosa en la ciudad de Quebec durante los meses de invierno es el Hotel De Glace, también conocido como el hotel de hielo. Construido cada invierno a sólo 10-20 minutos de la ciudad de Quebec, este enorme hotel de hielo se crea con miles de libras de hielo y nieve. Desde que oímos hablar por primera vez de este hotel, quisimos visitarlo. Finalmente, en 2020, tuvimos la oportunidad de visitarlo por un día y es espectacular. No pasamos la noche pero hicimos el tour de día, visitando cada una de las habitaciones temáticas, admirando las increíbles obras de arte y disfrutando de una bebida fría en el bar de hielo congelado.

Si estás en la ciudad de Quebec durante el invierno, esto es algo absolutamente necesario. ¿Dónde más tendrás la oportunidad de experimentar una obra de arte tan increíble? Además, todos los diseños de las habitaciones cambian cada año, haciendo que sea un lugar único para visitar cualquier invierno que venga. Hay 44 habitaciones, 20 de las cuales son temáticas. Las habitaciones más baratas tienen paredes de hielo lisas, mientras que las habitaciones temáticas tienen tallas intrincadas, que van desde la vida salvaje canadiense hasta el arte azteca antiguo.

Incluso hay una capilla si quieres casarte, un montón de jacuzzis y saunas para mantenerte caliente, y un montón de actividades como el patinaje y el tubing. Sin duda, pasar una noche sería lo más memorable, pero si prefieres no dormir en una cama de hielo, puedes hacer un tour durante el día, maravillándote con las muchas e increíbles habitaciones y la impresionante arquitectura.

Deslizarte por tubos en Vacances Valcartier

Situado en Villages Vacances Valcartier, el mismo lugar donde se encuentra el Hotel de Hielo, es un lugar impresionante para ir a divertirse en invierno. Es conocido como el mayor patio de recreo de invierno de Norteamérica y es el hogar de algunos impresionantes tubos, un montón de pistas de trineos, caminos de patinaje e incluso un patio de recreo.

Si lo que buscas es emoción, también puedes bajar la colina en una balsa de nieve inflable, con capacidad para 12 personas y que alcanza velocidades de hasta 80 km/h.

Comer caramelos de arce

El jarabe de arce es una de las grandes pasiones de los cancadienses, que suelen tomarlo de forma asidua con el café, y con los crepes, el cual es su especialidad. Sin embargo, posiblemente la mejor manera de comer jarabe de arce es hacer tu propio caramelo de arce. Muchos vendedores de la ciudad ofrecen este manjar, vertiendo jarabe de arce hirviendo sobre la nieve. Luego tomas un palito de helado, lo colocas en el extremo más alejado del arroyo de jarabe de arce y comienzas a enrollarlo. La nieve hace que se endurezca y se convierta en un suave caramelo.

Relájate en el Spa Escandinavo

Desde que experimentamos nuestro primer balneario nórdico en Winnipeg, nos encantó la idea del ciclo caliente-caliente.

Ya sea en verano o en invierno, el Balneario de la Estación de Sibéria, que está a sólo 20 minutos del centro de la ciudad de Quebec, es un lugar impresionante para visitar. Este balneario escandinavo se basa en la termoterapia, donde los visitantes se calientan en saunas, jacuzzis y salas de vapor antes de sumergirse en piscinas frías. Puede parecer una locura, pero supuestamente aumenta la circulación, elimina las toxinas y fortalece el sistema inmunológico. Todo lo que puedo decir es que es una experiencia espectacularmente relajante y que puedo disfrutar durante todo un día.

Pruebe los deportes de invierno en las llanuras de Abraham

Puede ser una de las zonas más históricas de la ciudad de Quebec, pero también es un gran lugar para hacer ejercicio en invierno. Justo fuera de las murallas de la ciudad de Grand Alee, esta amplia zona es un lugar popular para el esquí de fondo, raquetas de nieve o patinaje. Es el hogar de varios kilómetros de senderos y es un hermoso lugar para estar. Además, si no tienes el equipo, puedes alquilarlo en el quiosco del lugar.

Como puedes ver, no hay escasez de cosas que hacer en la ciudad de Quebec en invierno. Sin embargo, hay muchas otras cosas que hacer en la provincia también, incluyendo visitar Quebec en verano, Montreal, esquiar en Mont Tremblant, visitar el Balneario Nordik en Chelsea, o pasar la noche en una cabaña de lobos en el Parque Omega.

Escrito por Rafa
Digital Marketer & Viajero y Trotamundos enamorado de Canadá ❤️